Sobre las cátedras empresa

El texto está extraido directamente de la web de la U. Politécnica de Madrid, subrayo a continuación  las frases más descaradas:

  • En los últimos años se han creado entre otras La Cátedra “REPSOL” del Petróleo y Gas Natural, La Cátedra “UNIÓN ESPAÑOLA DE EXPLOSIVOS”, sobre Tecnología de Explosivos, La Cátedra “CEMEX ESPAÑA”, sobre el Cemento y sus Derivados.
  • Los dirigentes de la UPM no sienten el menor rubor para asertar “La Escuela facilita la selección de estudiantes destacados de los últimos cursos a las empresas….la Escuela facilita personal y medios para desarrollar con unos costes muy ventajosos“. Confunden intencionadamente o son tan absolutamente incapaces que no distinguen entre los objetivos púramente económicos empresariales y los de la sociedad?.
  • Tampoco se esconden para afirmar que “La Escuela, como institución, se beneficia de las aportaciones económicas de las empresas y, sobre todo, conoce de cerca las necesidades del tejido industrial y económico. Esto le da facilidad para diseñar mejor sus planes de estudios, organizar cursos de postgrado, actualizar la formación del profesorado, etc., todo ello en el marco de la mejor prestación de servicios a la sociedad, sin perder su propia autonomía, y con respeto a la libertad de cátedra.“. Es cuando menos cínico pensar que las empresas facilitarán el diseño de planes de estudio y la libertad de cátedra, quien paga manda, estamos ante el conocimiento, la educación pública al servicio del beneficio económico.
  • No precisa comentarios, por fin una confesión de a quién beneficia realmente este tipo de convenios: “Así, por ejemplo, las dos empresas líderes nacionales en combustibles fósiles, REPSOL y CEPSA, competidoras en el mercado, cooperan con la Escuela dotando becas y formando estudiantes y profesores para el mayor beneficio de la industria del petróleo.
  • Finalmente nos anticipa el préclaro redactor de la noticia que en breve disfrutaremos de una nueva cátedra empresa: “la que patrocinará COCA-COLA, sobre abastecimiento de agua a localidades en las que, por escasa, se convierte en necesidad perentoria” y que por supuesto buscará la solución óptima para aquellos necesitados de agua, dejando de lado cualquiera de los múltiples intereses de esta transnacional en el negocio del agua embotellada (la famsosa DASANI) o de la ocultación de desastres ecológicos relacionados con ésta, como en India donde Coca-Cola convierte el 75% del agua potable que extrae se en agua de desecho, descargandola además en los campos contaminando gravemente el resto del agua subterránea y también los suelos.

<!–

CURSO 2004 – 2005 La Cátedra “REPSOL” del Petróleo y Gas Natural. La Cátedra “UNIÓN ESPAÑOLA DE EXPLOSIVOS”, sobre Tecnología de Explosivos. La Cátedra “CEMEX ESPAÑA”, sobre el Cemento y sus Derivados. La Cátedra “ANEFA”, sobre Tecnología de los Áridos. La Cátedra “MADARIAGA”, sobre Prevención de Riesgos y Seguridad Industrial. La Cátedra “CEPSA”, sobre Energía y Medio Ambiente. La Cátedra “CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR”, sobre Seguridad Nuclear y Protección Radiológica. La Cátedra “ANEABE-ANBAL” de Aguas Envasadas. La Cátedra “UNESCO_ICOMOS ESPAÑA La Cátedra “UNESCO de Gestión y Política Universitaria La Cátedra de “ÉTICA Y VALORES EN LA INGENIERÍA La Cátedra “CLH DE METROLOGÍA DE LOS HIDROCARBUROS

Las Cátedras-Empresa son una iniciativa pionera de la Escuela de Minas de Madrid, y representan un intento de vincular más estrechamente la docencia y la investigación de la Escuela con las demandas de la industria.

Su objetivo es establecer convenios de colaboración permanente entre la Escuela y empresas destacadas del entorno industrial. Estos convenios se basan siempre en principios de mutuo beneficio, y no en criterios de subvención a fondo perdido, o ayudas sin retorno.

Mediante estos convenios, que firma el Rector de la Universidad Politécnica de Madrid y el máximo representante de la empresa, se establecen actividades de interés común, tanto docentes como de investigación o de imagen. La Escuela facilita la selección de estudiantes destacados de los últimos cursos a las empresas, y éstas aportan una formación complementaria y concreta a estos estudiantes, para facilitar su integración en el mercado laboral en condiciones de alta competitividad.

En cuanto a la investigación, desarrollo e innovación, la Escuela facilita personal y medios para desarrollar con unos costes muy ventajosos proyectos conjuntos, de interés para la empresa, en temas previamente convenidos.

En temas de imagen y proyección social, las Cátedras-Empresa son una herramienta, todavía poco utilizada, para conseguir subvenciones de la Comisión Europea, del gobierno nacional, de los gobiernos autonómicos y de otras instituciones. La unión Universidad-Empresa está bien vista y tiene gran aceptación social. En general, los grandes proyectos de I+D+i del presente y del futuro se plantean bajo la perspectiva de convenios estables entre empresas y centros de investigación.

Los estudiantes y profesores obtienen beneficios de las Cátedras-Empresa, porque adquieren una formación complementaria y una actualización en sus conocimientos. Pueden obtener, además, becas y ayudas económicas para financiar su formación.

La Escuela, como institución, se beneficia de las aportaciones económicas de las empresas y, sobre todo, conoce de cerca las necesidades del tejido industrial y económico. Esto le da facilidad para diseñar mejor sus planes de estudios, organizar cursos de postgrado, actualizar la formación del profesorado, etc., todo ello en el marco de la mejor prestación de servicios a la sociedad, sin perder su propia autonomía, y con respeto a la libertad de cátedra.

Por tanto, las Cátedras-Empresa son instrumentos valiosos de acercamiento entre la Escuela y las empresas. Sin embargo, no se agotan en sí mismas, sino que se pueden transformar en proyectos de cooperación más ambiciosos y productivos. Por ejemplo, el Centro Tecnológico, que constituye uno de los proyectos más ambiciosos de la Escuela de Minas de Madrid en la actualidad, y que en parte se concibe como una apertura de algunas de las Cátedras Empresa existentes hacia cooperación de mayor envergadura.

La primera Cátedra-Empresa se formaliza en 1994 con Repsol, sobre el tema del petróleo y gas natural. Desde el año 1999 la dirección de la Escuela ha intensificado esta valiosa herramienta de gestión y ordenación académica, creando otras 9 Cátedras-Empresa, sobre temas tan variados como explosivos, energía y medio ambiente, cementos y sus derivados, áridos, seguridad y salud en la industria, seguridad nuclear, aguas envasadas o metrología. La mayor parte de las Cátedras tienen, pues, una historia muy reciente, y están comenzando su andadura. Sin embargo, esta exposición es oportuna porque ya se empiezan a mostrar algunos frutos de esta colaboración.

Así, por ejemplo, las dos empresas líderes nacionales en combustibles fósiles, REPSOL y CEPSA, competidoras en el mercado, cooperan con la Escuela dotando becas y formando estudiantes y profesores para el mayor beneficio de la industria del petróleo. UNIÓN ESPAÑOLA DE EXPLOSIVOS patrocina una Cátedra, con amplia proyección internacional, sobre la tecnología de los explosivos. Las materias primas minerales y sus transformados tienen su representación en las Cátedras ANEFA de tecnología de áridos, y CEMEX ESPAÑA, dedicada al cemento, al mortero y al hormigón. La Cátedra MADARIAGA permite a los estudiantes de la Escuela que cumplan determinados requisitos obtener, al tiempo que cursan su carrera, el Título Superior de Seguridad y Salud en la Industria. No es necesario destacar la ventaja que la obtención de este título tiene para nuestros ingenieros, dada la enorme importancia que los temas de seguridad tienen hoy en todas las empresas. Más recientemente, la Cátedra del Consejo de Seguridad Nuclear CSN insiste en el tema de la seguridad, pero esta vez desde el punto de vista de la seguridad nuclear y la protección radiológica. En ella se imparten cursos avanzados y se forman especialistas para el mejor servicio a la sociedad. La Cátedra ANEABE-ANBAL sobre aguas envasadas y termales (balnearios), procura el mejor conocimiento del importantísimo recurso geológico que es el agua, a veces poco considerado por los propios ingenieros de minas, y frecuentemente por la sociedad.

Muy recientemente se ha establecido una Cátedra sobre Ética y Valores en la Ingeniería, en un intento novedoso de transmitir a la sociedad que las tareas del ingeniero, no menos que las del médico o el abogado, precisan una reflexión profunda sobre los principios que deben regir sus actuaciones. Otras Cátedras que se están gestando, y que probablemente serán una realidad cuando estas letras vean la luz, son la patrocinada por la empresa CLH (Compañía de Logística de Hidrocarburos) sobre metrología y calibración, y la que patrocinará COCA-COLA, sobre abastecimiento de agua a localidades en las que, por escasa, se convierte en necesidad perentoria.

Mención aparte merecen dos Cátedras que, si bien no pueden enmarcarse en el ámbito de las Cátedras-Empresa, sí se han constituido y funcionan como Cátedras no regladas, muy vinculadas a determinadas instituciones nacionales e internacionales de gran interés social. Se trata de la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria, que inició su actividad en el 2000, y de la Cátedra UNESCO sobre Patrimonio Industrial, Minero y Cultural, que se inició en 2004. Ambas se encuentran en la Escuela de Minas, y están patrocinadas e integradas en el ámbito de la Universidad Politécnica de Madrid.

La relación de Cátedras-Empresa no agota, desde luego, los campos de cooperación entre la Escuela de Minas y el entorno industrial. Existen convenios más restringidos, que posiblemente se acabarán integrando en futuras Cátedras-Empresa o en otras formas de colaboración estable.


Anuncios

~ por noabolonia en abril 2, 2008.

 
A %d blogueros les gusta esto: