Italia: Se intensifica la multitudinaria protesta estudiantil contra el retroceso en la educación

Sólo en Roma, cerca de 100 mil universitarios se manifestaron ayer contra el proyecto de disminuir los gastos sociales para pagar el agujero bancario
Los estudiantes iniciaron con nuevas y ruidosas marchas una semana incandescente de protestas contra las ‘reformas’ oficiales en la educación pública, que culminarán el jueves con una huelga general en las escuelas y universidades.
Centenas de miles de estudiantes y profesores protestaron ayer frente al edificio del Senado italiano y en numerosas ciudades del país contra las reformas educativas del gobierno que prevén despidos y disminución de fondos para el sector. Iniciativas similares tuvieron lugar en Bari, Pescara, Cagliari, Florencia y otras ciudades del país.
Esas manifestaciones se iniciaron hace cinco días, como expresión de denuncia al decreto de la ministra de Educación, María Stella Gelmini, que incluye el despido de 130 mil profesores y administrativos y la reducción de los fondos en más de ocho mil millones de euros.
Hoy la enmienda deberá ser aprobada por el Senado, pese a advertencias de autoridades de la enseñanza superior de renunciar a sus cargos. El rechazo al paquete de medidas del gobierno generó el fin de semana último la mayor concentración de protesta en Italia desde la llegada al poder del conservador Silvio Berlusconi, en abril pasado.
Los estudiantes marchaban con carteles en los cuales se podía leer: ‘Defenderemos a cualquier riesgo nuestros centros de enseñanza. No vamos a pagar por la crisis de los bancos.’
Ayer, por el centro de Roma marcharon también diez mil estudiantes de las escuelas secundarias, cantando frases contra el proyecto de reformas del gobierno que el Senado italiano transformará en ley mañana. La manifestación se dividió en dos grupos, después que el ‘bloque estudiantil’ de extrema derecha, apoyado por la policía, copó la cabeza de la marcha. Vestidos con camisetas negras los grupos de adolescentes neofascistas gritaron al unísono varias veces ‘Duce, Duce, Duce!’, evocando al dictador Benito Mussolini.
Hoy, huelga general en las escuelas
Para hoy miércoles está prevista una huelga de la enseñanza y una manifestación nacional contra la ley dictatorial, organizada por los principales sindicatos de las escuelas públicas italianas.
Estudiantes y profesores universitarios de la Facultad de Medicina de la Sapienza, en la capital, siguieron una clase sobre el tórax al aire libre y frente a la sede del Ministerio de Educación. Los alumnos de todas las facultades de esa universidad volverán hoy a la calle para seguir sus clases frente al Coliseo.
Mientras tanto, prosiguen sin descanso, en prácticamente todas las grandes ciudades italianas, las protestas por el decreto preparado por Gelmini. Este ya fue aprobado por la Cámara de Diputados y será votado definitivamente hoy.
Los estudiantes romanos comenzaron anoche frente al Senado una ‘sentada’ que durará hasta hoy por la tarde-noche, cuando la Cámara Alta convertirá en ley el decreto. En muchas otras ciudades italianas hubo ‘noches blancas’, en las que los estudiantes se juntarán para transcurrir las horas en señal de protesta.
Disminuir los gastos sociales para pagar el agujero bancario
Los estudiantes no tienen intención de detener sus protestas hasta que no se retire el proyecto de ley.
El decreto prevé, entre otros ‘ahorros’, una reducción de 130 000 docentes en los próximos tres años, la introducción del profesor único -excepto en inglés y religión- para los niños de 6 a 11 años y el cierre de muchos colegios que se encuentran en lugares poco poblados. Además, el incremento de estudiantes por clase y la reducción de las horas lectivas (de las 40 semanales a solo 24).
También los alumnos y personal docente protestan ante el previsto recorte de más de 8.000 millones de euros en los presupuestos generales para la Universidad.
Otro de los puntos polémicos de la Ley es el test de ingreso y las clases separadas para los niños inmigrantes. Pero la Secretaría de Estado precisó que se organizarán aulas diferentes solo para que los alumnos extranjeros, hijos de inmigrantes, puedan aprender italiano.
Problemas en las alturas
Mientras, según un sondeo del diario Corriere della Sera, bajó del 62% al 55% en un mes el consenso siempre alto al primer ministro Silvio Berlusconi.
El experto Renato Mannheimer, que realizó la muestra para el diario de Milán, destacó que son más los italianos que apoyan la protesta estudiantil que los que se oponen. Un sondeo publicado ayer por el diario La Repubblica, de Roma, señala que el 49,4% de los entrevistados apoya las protestas de los estudiantes, mientras que el 38,4% no está de acuerdo con las manifestaciones.
De acuerdo al sondeo, la oposición no se beneficia con estas cifras y el partido Democrático de Walter Veltroni, que protagonizó el sábado una multitudinaria manifestación de 350 mil personas en Roma contra el gobierno, sigue ‘clavado’ en un 29% del consenso popular.

Anuncios

~ por noabolonia en noviembre 4, 2008.

 
A %d blogueros les gusta esto: